No hay tiempo que no se acabe ni tiento que no se corte. - José Hernández