Nada es más fácil que censurar a los muertos. - Julio César