El niño reconoce a la madre por la sonrisa - León Tolstoi