La vida es una enfermedad; el mundo todo un hospital, y la muerte nuestro médico. - Heinrich Heine