No, nada llega tarde, porque todas las cosas tienen su tiempo justo, como el trigo y las rosas - José Angel Buesa