Con razón se llama tiempo perdido el que se gasta sin servicio de Dios ni provecho del prójimo. - Antonio de Guevara