La costumbre ha hecho del baile una necesidad para los jóvenes; por consiguiente, cuando aprendas a bailar procura aprender a hacerlo bien y no ponerte en ridículo, aunque el baile sea en sí un acto ridículo. - Felipe Stanhope de Chesterfield