Dios, que te creó sin ti, no te salvará sin ti - San Agustín