El bien es lento porque va cuesta arriba. El mal es rápido porque va cuesta abajo - Alejandro Dumas