Las voluntades débiles se traducen en discursos; las fuertes en actos. - Gustave Le Bon