Nosotros, [en las estrellas], no utilizamos la competencia sino la cooperación. En esta clase de mundos las rivalidades, cuando son sanas, son un estímulo aceptable; además, canalizan en forma menos dañina que las guerras ciertas energías internas no muy elevadas. - Enrique Barrios