No escuchándome a mí, sino a la razón, sabio es reconocer que todas las cosas son una - Heráclito