Se juzga a un hombre por sus enemigos tanto como por sus amigos - Joseph Conrad