También en los dominios del espíritu reina la ley del más fuerte. - Artaud