El dinero no puede hacer que seamos felices, pero es lo único que nos compensa de no serlo - Jacinto Benavente