Es una especie de obediencia muy agradable a los ojos de Dios no desear dispensas sin mucha necesidad. - San Francisco De Sales