Cuando alguien te lame las suelas de los zapatos, colócale el pie encima antes de que comience a morderte - Paul Valéry