Un hombre perezoso es un reloj sin cuerda. - Jaime Balmes