Veo el bien y no lo hago, pero hago el mal que no quiero - San Pablo