El mal conoce el bien, pero el bien no conoce el mal - Franz Kafka