No es lo mismo predicar que dar trigo. - Refrán