No hay cosa más fría que un consejo cuya aplicación sea imposible - Confucio