Los que mueren por una causa justa y noble nunca quedan frustrados - Lord Byron