Aun los más inocentes deseos tienen esto de malo: que nos sujetan a otros y nos hacen sus siervos. - Anatole France