Discúlpeme, no le había reconocido: he cambiado mucho. - Oscar Wilde