El autor que habla de sus propios libros es peor que la madre que sólo habla de sus hijos. - Benjamin Disraeli