La vanidad es la necedad del egoísmo, y el orgullo, la insolencia de la vanidad - Fernán Caballero