Desea siempre y pide que en ti se cumpla perfectamente la voluntad divina - Tomás de Kempis