Así como la demasiada autoridad corrompe a los reyes, así el lujo emponzoña toda una nación. - Fénelon