Son mis amigos los héroes de toda una vida, dulce emoción que transpone la cruel realidad - Miguel Abuelo