Dales placer, el mismo que consiguen cuando despiertan de una pesadilla - Alfred Hitchcock