Sin emoción no hay proyecto - Eduardo Punset