La muerte es un sacramento del que sólo son dignos los más puros: muchos hombres se deshacen, pocos mueren - Marguerite Yourcenar