El que tiene suerte, encuentra en el yerno un hijo; el que no la tiene, pierde una hija. - Epicteto de Frigia