Está bien celebrar el éxito, pero es más importante prestar atención a las lecciones del fracaso - Bill Gates