Tengo treinta y dos años y no me arrepiento de ninguno mis tatuajes - David Beckham