Los hombres grandes son los verdaderos hombres, los hombres en los cuales la naturaleza ha llegado a su pleno logro. - Henri-Frédéric Amiel