Un rey está perdido si no rechaza la adulación y si no prefiere a los que dicen audazmente la verdad - Fenelón