No hubo tiempo alguno en que no hubiese tiempo - San Agustín