La bomba atómica tiene por objeto atemorizar a los débiles, pero no puede decidir la suerte de una guerra - Stalin