Parecer discreto vale tanto como entender una cosa, y es mucho más fácil. - Oscar Wilde