Se puede confiar en las malas personas, no cambian jamás. - William Faulkner