El placer y el dolor se acuestan en la misma cama. - Anónimo