La puerta mejor cerrada es aquella que puede dejarse abierta. - Proverbio chino