El malvado descansa algunas veces; el necio jamás. - José Ortega Y Gasset