El que me coacciona pretende hacerlo porque sus razones son fuertes; pero realmente lo hace porque son débiles. - William Godwin