La legalización del Partido Comunista es un verdadero golpe de Estado - Manuel Fraga Iribarne