Cuando nuestro odio es demasiado profundo, nos coloca por debajo de aquellos a quienes odiamos. - François de la Rochefoucauld