Todas las ideas, especialmente las abstractas, son naturalmente débiles y oscuras - David Hume