El problema de la vida pública es aprender a dominar el terror, el problema de la vida conyugal es aprender a dominar el tedio - Gabriel García Márquez